Bonsais de interior

Los bonsais de interior necesitan unos cuidados especiales, unos riegos mas cuidadosos y una poda selectiva por lo que vamos a ver unos consejos de como cuidarlos

 Entre los bonsais de interior podemos encontrar muchas variedades como scheffleras, raphis, drácenas, cordilines, ficus, gardenias, cicas, crásulas y buganvillas. Estos son los más adecuados para realizar un bonsai de interior, pero vamos a conocer un poco más sus cuidados.

 bonsais de interior

Cuidados de los bonsais de interior

De estilo y origen asiático los bonsáis son el reflejo de una determinada filosofía china y japonesa y a ellos les debemos estas maravillas de la naturaleza trabajadas por el hombre.

Estos arbustos y arboles, plantados en macetas muy planas, barnizadas y de formas estilizadas, tienen el porte de árboles de talla reducida, muy apreciados en algunas situaciones. Requieren las mismas condiciones de cultivo que el resto de plantas de interior, diferentes según las especies, pero son ligeramente más sensibles al frío cuando se plantan en macetas grandes. En invierno, deberá garantizarles una temperatura de 13 a 16ºC.

Los bonsais más fáciles de crear

Con los ficus obtendrá en poco tiempo bellos ejemplares de bonsai de interior porque su crecimiento es rápido. Cambie cada dos o tres años las plantas adultas.

  • Evite cortar las raíces aéreas, pero elimine los tallos que empiezan a salir a nivel del tronco.
  • Cuando las ramas hayan producido cinco o seis hojas, córtelas dejando dos o tres pares.
  • Corte también las ramas demasiado largas y las que están estropeadas. Los cordilines también crecen rápido.

Tratamiento de los bonsais de interior

Los bonsáis de interior exigen un mantenimiento todavía más disciplinado y regular que otras plantas. Además de los trasplantes, del riego muy ajustado a cada especie, de las vaporizaciones diarias del follaje (excepto de las especies que agradecen un poco de sequía) y del aporte de abono, que se debe realizar de forma muy minuciosa, deberá realizar podas y ligaduras.

Como hacer un bosque de bonsáis

Los bonsáis que han sido adquiridos jóvenes no suelen ser muy frondosos durante los primeros años. De este modo si queremos disfrutar de un bonsai de interior casi en plenitud tenemos la opción de crear un bosque de bonsáis.

La creación de un bosque de bonsáis en miniatura viene formado por varios arbustos de una misma especie o de especies diferentes, siempre y cuando sean compatibles como los ficus, cordilines, bambús, crápulas, etc entre otras.

La creación de un bosque de bonsáis es fácil de realizar. Buscaremos de dos a tres ejemplares jóvenes como decíamos antes de la misma variedad o compatibles y las plantaremos en una maceta adecuada para el desarrollo de los tres. Los situaremos en forma de triangulo dejando un espacio generoso entre ellos, para que la luz indirecta pueda llegar a todos sus ramas.

Una vez que se haya asegurado que durante el trasplante no han sufrido ningún tipo de daño y veamos que comienzan con su crecimiento, será el momento en que podamos empezar a realizar el trabajo sobre estos bonsáis de interior. Uno de los efectos más buscados por los aficionados al bonsai es el “efecto viento” en el que se simula que un viento moderado está ejerciendo su fuerza sobre los árboles. Realmente espectacular pero que precisa de años de trabajo, aunque el resultado merece la pena.

Si tienes algún truco o consejo sobre los bonsais de interior estaremos encantados de que nos dejes un comentario.

Deja un comentario

bonsais faciles de cuidar, bonsai ficus formas, estilos de bonsái de buganvilla, ficus bonsai 10 años, fotos de bonsais de interior,